Consultor SEO en Perú

¿Qué es el SEO?

En la actualidad existe una cantidad inmensa de blogs y sitios web que hablan sobre este tema, sin embargo casi todos repiten el mismo concepto:

«SEO o Search Engine Optimization, por sus siglas en inglés, es una disciplina del marketing digital que se encarga de posicionar las páginas web en los principales motores de búsqueda».

A groso modo este sería el concepto, si estuviéramos en el 2008, pero los tiempos cambian.

¿Qué es el posicionamiento en motores de búsqueda?

«El SEO es una disciplina que mezcla un conjunto de habilidades como marketing, redacción, programación, analítica, e intuición para lograr que los sitios web obtengan mayor visibilidad en las páginas de resultados en Google, Bing, Yahoo, Yandex, entre otros, con la finalidad de atraer tráfico orgánico para convertir, cerrar y deleitar».

A mí parecer va más allá que posicionar una web en los primeros puestos de los buscadores.

El posicionamiento en buscadores ha evolucionado según las necesidades del mercado, ya no basta con agregar keywords en los títulos y el contenido, mucho menos con activar un plugin en un Cms y configurarlo.

Es necesario que los analistas, consultores o especialistas SEO vayan más allá de lo obvio y pasen a ser piezas claves de la maquinaria de marketing de sus propios proyectos, trabajando como profesionales o dando consultoría a empresas.

La venta de humo y el SEO

Todos los días estoy en constante investigación para mejorar mis habilidades (requisito indispensable para un SEO), sin embargo, me persiguen por doquier una gran cantidad de anuncios de cursos, agencias, consultores y especialistas SEO vendiendo sus productos o servicios con ofertas poco creíbles como:

  1. Garantizar el primer puesto en Google, sin antes auditar el negocio.
  2. Garantizar que con un curso de un mes van a ser «expertos» en posicionamiento.
  3. Vender que el SEO es sólo contenidos.
  4. Vender el SEO y el SEM como una misma cosa.

Este tipo de ofertas engañosas generan una mala percepción sobre la industria y los que en realidad nos dedicamos a esto de manera profesional.

Se que son palabras duras, pero vamos a desarrollar cada tema para dar veracidad sobre el humo en el SEO.

1. Garantizar el primer puesto en Google, sin antes auditar el negocio

Decir a diestra y siniestra que puedes garantizar el codiciado puesto cero o uno en las SERPS es algo muy irresponsable y poco ético.

El SEO no es un traje a medida y mucho menos una receta preestablecida, dónde haces A,B,C y ya escalas hasta primera posición.

Para hacerlo de manera correcta es necesario hacer una auditoría SEO con la finalidad de establecer cuál es la situación actual del negocio respecto a los buscadores.

Así y solo así, es posible establecer una estrategia para escalar posiciones en las SERPS y ganar el preciado tráfico orgánico.

2. Garantizar que con un curso de un mes van a ser «expertos» en posicionamiento.

Esto es algo muy indignante para cualquier disciplina, ya que desvirtúa todo el trabajo que nos costó aprender a dominar de manera correcta lo que sabemos.

No estoy diciendo que estos cursos son un fraude, con lo que no estoy de acuerdo es que le garanticen a su público que van a ser «expertos» en tan corto tiempo.

Para mi un experto es una persona que tiene una cantidad considerable de tiempo (mínimo 8 -10 años) ejerciendo una disciplina específica, documentando los resultados de manera sostenida y demostrando sus conocimientos a otros expertos para validarlos.

Si alguien me lee en algún momento y está haciendo un curso de estos le pido que no se desanime, solo que tenga claro que debe invertir mucho más que lo que puede durar ese curso para ser un experto de verdad.

3. Vender que el SEO es sólo contenidos

Esto es algo que he visto repetidas veces en las ofertas de cursos, donde los desarrolladores de la oferta académica se enfocan solo en los contenidos y no van más allá.

El SEO es algo muy extenso que abarca múltiples actividades técnicas como la optimización de código, tanto para velocidad de carga como para entregar la mayor información posible a los bots de búsqueda.

Esto quiere decir que debemos facilitarles el trabajo a los crawlers con un código debidamente establecido, obedeciendo las pautas de calidad que dan las compañías como Google para la jerarquía de las etiquetas HTML y directrices SEO para proyectos en lenguaje de programación Javascript.

Otra parte esencialmente técnica es la elección y configuración de los servidores, ya que en estos es donde estará alojada la propiedad digital más importante de nuestro negocio o el negocio del cliente. Dónde debemos saber con quién compartimos IP (en el caso que sea un hosting compartido), los tiempos de respuesta del servidor, la disponibilidad, entre otros.

4. Vender el SEO y el SEM como una misma cosa

Esta confusión ocurre mucho tanto en los cursos como en los puestos de trabajo, donde existe la idea errónea que un analista o especialista SEO debe saber y hacerse cargo de las actividades de pautas publicitarias en los motores de búsqueda.

Las dos funciones son totalmente diferentes, el SEM es marketing en motores de búsqueda (Search Engine Marketing) por lo tanto el especialista SEM se encarga de administrar y optimizar el presupuesto destinado a estas herramientas.

En el caso de el SEO, no existe inversión en plataformas publicitarias, pero sí en recursos humanos y tiempo, todo se debe hacer de manera sistemática para obtener resultados reales. Por lo tanto SEO y SEM son dos disciplinas con similitudes pero no son lo mismo.

Conclusión

El SEO es una disciplina con mucho futuro y poco explotada por las empresas. El canal orgánico es uno de los medios digitales de adquisición de clientes más rentables en el marketing digital; esto indica que cada vez más se abrirán nuevos puestos para los profesionales del search marketing en el mercado laboral.

Salir de la versión móvil